¿De qué manera ayudará el Krav Maga a mi condición física?

Sin categorizar

¿De qué manera ayudará el Krav Maga a mi condición física?

¿¿Qué pasa kravmawarriors?? Volvemos otro jueves más, en este caso, para abordar una de las cuestiones que más os inquieta y sobre la que más nos habéis preguntado aquellos que os queréis iniciar en el sistema: “¿Debéis disponer de una buena condición física para iniciaros en la práctica del Krav Maga?” Rotundamente, no.

Sin embargo, añadimos nosotros ahora: “¿Os ayudará el Krav Maga a mejorar vuestro rendimiento deportivo de manera notable?” Rotundamente, sí.

¿Cómo? ¡Vamos a verlo!

Mi condición física al iniciarme en Krav Maga

No es importante disponer de un buen físico ni de una condición atlética excelente para iniciarse en este sistema, porque como ya sabéis, nos basamos en una deliberada simplicidad de técnicas que se sustentan en los movimientos instintivos que cualquier persona lleva a cabo ante una amenaza real.

Por lo tanto, orientar nuestros actos reflejo hacia la defensa personal apenas requiere de nosotros un nivel mínimo de condición física.

Por ello, cualquier mujer, hombre, joven, adulto, de cualquier peso y altura puede iniciarse en este sistema y asegurarse que en un breve periodo de tiempo adquirirá unos principios marciales básicos que le permitirán defenderse de manera solvente y eficaz ante una indeseada situación de violencia.

No obstante, la condición física es una parte importante que se desarrolla a lo largo de todas nuestras clases de Krav Maga de manera directa e indirecta y mediante actividades muy diversas por lo que veréis que, después de varias sesiones, vuestro rendimiento atlético mejorará considerablemente y vuestra condición muscular se desarrollará de una manera muy perceptible.

Cómo trabajamos la condición física en las clases

Nuestras clases están absolutamente orientadas y enfocadas a enseñar una defensa personal fácil y efectiva, eso sí, todas las técnicas de autoprotección las trabajamos a través de ejercicios tanto aeróbicos como anaeróbicos que buscan mejorar nuestra resistencia y desarrollar nuestra explosividad, nuestra coordinación, nuestra elasticidad y nuestra fuerza muscular.

 

La condición física la trabajamos a distintas intensidades a lo largo de los tres grandes bloques en los que dividimos nuestras clases:

  • Calentamiento
  • Desarrollo técnico
  • Estrés

Durante el calentamiento, que ocupa entres los primeros diez o quince minutos de la sesión, intercalamos ejercicios dinámicos tanto del tipo aeróbico para trabajar la resistencia física como ejercicios anaeróbicos (flexiones, abdominales, burpees, sentadillas, etc.) para desarrollar la potencia muscular implicada en los golpes y movimientos del Krav Maga.

Para acabar de preparar el cuerpo y estimular las fibras musculares, realizamos actividades muy dinámicas de carácter grupal para desarrollar de una forma lúdica la fuerza física.

Durante el desarrollo técnico, lo que entendemos por la clase en sí, nos centramos en abordar de varias maneras las técnicas a trabajar.

Durante los diez primeros minutos la trabajamos desde una perspectiva más metódica en la que se busca realizar la técnica repetidamente de una manera lo más depurada posible para automatizar correctamente el movimiento. En esta etapa se ven implicadas la coordinación y el ejercicio aeróbico y requieren de una movilidad continua por parte del alumno.

A partir de ahí, seguimos trabajándola repetidamente de la misma manera, pero incluyendo, antes de tener que llevarla a cabo, ejercicios de intensidad variable como flexiones, abdominales, sentadillas o golpeos en el escudo que supongan, en un breve periodo de tiempo, una implicación muscular considerable.

Finalmente, abordamos la fase del estrés, que ocupa los últimos diez o quince minutos de la sesión y se centra en trabajar las técnicas tratadas en esa sesión mediante dinámicas grupales que requieran una intensidad física muy elevada.

En conclusión, en nuestras clases de Krav Maga nos centramos mayormente en la enseñanza de técnicas eficaces, fáciles e instintivas de defensa personal que apenas requieren de una condición física notable para poder llevarlas a cabo de una forma eficiente.

Sin embargo, gracias a las distintas fases en las que dividimos nuestras clases y por el trabajo intenso y variable que realizamos en nuestras dinámicas de trabajo, la notable mejora de vuestra condición física va a ser resultar inevitable.

 

¿En qué estado físico comenzasteis vosotros a realizar vuestras clases de Krav Maga? ¿Habéis notado una mejora considerable en vuestra condición atlética? ¿Creéis que es un factor importante? ¿Creéis que, comparado con el Krav Maga, otros deportes de contacto u otras artes marciales requieren una mejor condición física para practicarlos de manera efectiva? Nos encantará leeros en los comentarios e intercambiar opiniones.

Nosotros nos despedimos hasta la semana que viene, buen entreno y recordad…

 

La simplicidad es la clave de la brillantez (Bruce Lee)

 

Ian.

 

Back To Top