¿Existe la competición en Krav Maga?

Artículos

¿Existe la competición en Krav Maga? 

 

¿¿Qué pasa kravmawarriors?? Aquí estamos otra semana más, en esta ocasión, para hablar de la competición en el Krav Maga: ¿Existen las competiciones de Krav Maga?, ¿Sí?, ¿No?, ¿En qué consisten o cómo se estructuran? ¿Quién gana?

Pues puede que os sorprenda la respuesta, pero debemos deciros que en realidad las competiciones en Krav Maga a día de hoy no existen de manera oficial ni se contempla la opción de que puedan aparecer en un futuro cercano ni lejano.

¿Y por qué ocurre esto? Pues por varias razones.

¡Vamos a verlas!

 

En qué consiste una competición de artes marciales

Como ya sabemos, las competiciones de artes marciales o deportes de contacto están orientadas hacia dos objetivos claros: el entretenimiento del espectador o la búsqueda del mejor practicante del estilo.

Ambos objetivos se persiguen, independientemente de la dureza variable que se pueda aplicar en cada una de las disciplinas, a través de un combate cuerpo a cuerpo entre dos luchadores condicionados por las reglas de su sistema y donde buscan, en todo momento, una victoria otorgada por sometimiento, noqueo o por una mayor consecución de unos puntos que otorgan diversos jueces.

Junto a ello, incluso en los sistemas más duros como el Valetudo, el K1 o las cada vez más populares Artes Marciales Mixtas, un árbitro se asegura que en todo momento se sigan esa serie de normas mínimas que aseguren, por un lado, no realizar movimientos no permitidos en la disciplina practicada y, por otro lado, preservar la integridad física de los participantes prohibiendo ataques en puntos vitales; deteniendo la pelea en caso de un sometimiento abusivo a base de golpeos por parte de uno de los participantes; o que técnicas de control como luxaciones o estrangulaciones se apliquen hasta la dislocación, la rotura o la asfixia.

Sin embargo, para tratar de que la pelea se desarrolle en una aparente igualdad de condiciones, se agrupa a los participantes por categorías según sexo, peso, altura o edad.

Es decir, que independientemente del entretenimiento del espectador o de la búsqueda del mejor practicante de X estilo, cualquier campeonato de artes marciales o deportes de contacto está sometido, no solamente a la habilidad marcial de los participantes, sino a unas reglas, a un árbitro, a unos jueces y a unos criterios fisiológicos y normativos preestablecidos.

 

La competición en Krav Maga: una idea inviable

En Krav Maga, sin embargo, trabajamos defensa contra situaciones de amenazas reales, de todo tipo, que no siguen ningunas reglas ni normas éticas donde nuestra integridad física se puede ver peligrosamente afectada. Situaciones difíciles de adaptar para hacer una competición en un ring.

Además, para zafarnos de ellas, hacemos uso de técnicas que podrían ser consideradas poco normativas en competición como son los golpes en zonas vulnerables (zona genital, oídos, ojos) o hacer uso de cualquier objeto a nuestro alcance como cascos, sillas, palos, botellas, cuchillos, etc.

Asimismo, en Krav Maga, también se trabaja la defensa contra varios oponentes sin tener en cuenta su sexo, ni su peso o su altura, por lo que las condiciones de igualdad y de combate cuerpo a cuerpo 1vs1 que suelen promover las competiciones deportivas de este tipo se verían considerablemente afectadas.

Por lo tanto, teniendo en cuenta las técnicas y situaciones que trabaja el sistema, no se podrían realizar competiciones deportivas de Krav Maga por el hecho de que, o deberíamos pervertir el estilo a favor de preservar la integridad física de nuestro contrincante y también la nuestra, o se realizarían combates de una violencia tal que nuestros compañeros o nosotros mismos terminaríamos con lesiones de una gravedad extrema.

Por ello, el Krav Maga no puede tratar de promoverse como un deporte de contacto que busque el entretenimiento de los espectadores ni la búsqueda de su mejor practicante. El Krav Maga promueve salir ileso de una situación concreta de amenaza real. No busca ni recreaciones, ni espectacularidad, ni reconocimiento por parte de terceros, ni debería aplicarse de forma lúdica o voluntaria.

Únicamente busca preservar nuestra salud de la manera más efectiva y contundente posible en una situación de amenaza en la que, de manera involuntaria, nos hemos visto inmersos y es por ello que no te puedes preocupar por la integridad física de tu asaltante o por seguir una serie de normas pactadas previamente.

En episodios de extrema gravedad, debes hacer uso de cualquier estrategia o técnica para preservar tu salud y en eso consiste, en definitiva, el Krav Maga.

 

¿Qué os parecen las razones por las que no se realizan competiciones de Krav Maga?, ¿Os parecen razones de peso?, ¿Creéis que se podría hacer alguna competición modificando pequeños detalles del sistema? ¿Desvirtuaría eso la naturaleza real del sistema o creéis que atraería a más practicantes? Nos encantará leeros en los comentarios y comentar las opiniones sobre la viabilidad de adaptar el Krav Maga a un deporte del contacto.

Por el momento, nos despedimos hasta la semana que viene, buen entreno y recordad…

 

La simplicidad es la clave de la brillantez. (Bruce Lee)

 

Ian.

Back To Top